Smart Working, Smart Loving, Smart Living

Smart Working, Smart Loving, Smart Living

Smart Working, Smart Loving, Smart Living

¿Nos espera una vida completamente digital? ¿Trabajo virtual, sexo virtual, viajes virtuales?

Cómo finiquitar las resistencias de tus clientes y ofrecerles una solución de smart working.

Total Recall (estrenada en España con el título de Desafío Total) era una de mis películas favoritas cuando era adolescente. En primer lugar, porque salía Arnold Schwarzenegger (que tal vez no signifique nada para los millennials, pero para los jóvenes de los 90 era un semidiós…). En segundo lugar, porque visita Rekall y tiene recuerdos de fantásticos viajes a Marte implantados en su cerebro.

Douglas, el protagonista de la película, fue a Marte y mantuvo relaciones sexuales con las marcianas más hermosas… Eso pensaba, aunque no era real: se trataba de un recuerdo manipulado por Rekall. 

Hoy en día tenemos Tinder, Pornhub, Netflix, DAZN. Todo está disponible como un servicio al que te puedes suscribir desde tu casa o desde tu teléfono móvil.

Por supuesto la industria del sexo y del espectáculo se mueve mucho más rápido que el sector B2B, pero a menudo marca el camino a seguir. Es la pionera a la que debemos prestar atención – con moderación… 😉 – para guiar nuestros pasos hacia el futuro.

“Smart” significa inteligente. Y cuando se trata del smart working, el trabajo inteligente, se dice que en el año 2020 debería existir una forma de trabajar más inteligente que levantarte de todas las mañanas para ir a la oficina, perder el tiempo en un atasco, soportar a los compañeros que no nos caen bien y comer un triste tupper recalentado.

Trabajar desde cualquier lugar es trabajar de forma inteligente y espero que el 2020 sea el principio de la era del SMART-LIVING, una forma de vivir inteligente.

El coronavirus ha tenido un gran impacto en nuestros hábitos cotidianos: estar confinado en casa durante semanas no está siendo nada fácil. Aun así, hemos descubierto que podemos hacerlo prácticamente todo desde casa, pese a que se trata de un planteamiento temporal.

Aperitivos por videoconferencia, flashmobs desde el balcón, cumpleaños celebrados mediante vídeos y reuniones virtuales. Pornhub ha ofrecido acceso gratuito a su contenido premium, igual que han hecho muchos periódicos, bibliotecas y museos organizando tours virtuales.

¿Y el trabajo? No es lo mismo… Todavía tienes que ir a la oficina y poner en riesgo tu salud. En estos momentos el problema es el virus, pero antes lo eran los accidentes o las inclemencias meteorológicas.

Es cierto, no es posible que todos los trabajadores se queden en su casa: médicos, enfermeras, fontaneros, peluqueros, transportistas y muchos otros tienen que estar físicamente donde se les requiere.

Pero muchas personas sí pueden hacerlo. Y si trabajan desde casa, facilitarán mucho el trabajo del resto de personas: carreteras más tranquilas, transporte público menos concurrido, aparcamientos libres y mucha menos contaminación en las ciudades.

Las grandes revoluciones surgen de las ideas más simples. 

Cortar las cabezas de los mandatarios franceses fue un mensaje muy directo -y terrorífico- enviado a finales del siglo XVIII. Las masas lo comprendieron en seguida.

Smart working, trabajo flexible, digitalización,… son palabras que suenan genial pero resultan ajenas para mucha gente: “Demasiado complicado, eso no es para mí. Está genial para Microsoft o Apple pero no para mi empresa.”

Son conceptos sencillos para crear una revolución de masas. Y la tecnología que les acompañe debe ser igual de sencilla.

¿Puedo apostar por una solución de smart working?

  • Para empezar, no tengo que ir a ninguna oficina para instalarlo. -> La solución Wildix se instala completamente a distancia.
  • No tengo que instalar clientes ni software en ordenadores antiguos ni volverme loco intentando compatibilizar distintos sistemas operativos. -> La solución Wildix se opera completamente desde el navegador, es accesible con enlaces.
  • No tengo que perder una semana formándome para utilizarlo -> Una experiencia intuitiva para el usuario es la principal preocupación de la solución Wildix.

La conclusión es la siguiente:

Puedes empezar mañana mismo a trabajar desde casa: todos los empleados conectados con un sistema de comunicación accesible desde teléfonos móviles y PCs, incluso personales, sin tener que instalar nada. Además, nuestros técnicos se encargarán de todo a distancia, sin tener que desplazarse a tu oficina.

Este mensaje es comprensible. Estimula la imaginación de tus clientes, igual que Douglas imaginó Marte, y “decapita” su creencia de que el smart working no es accesible para su empresa.

¡Más smart working para revolucionar nuestra forma de trabajar!

Para mantenerte actualizado sobre las últimas tendencias del mercado,
¡inscríbete para recibir una copia de la Wildix Magazine gratis!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Social Sharing
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •