El estado de los vínculos de las UC&C con Rusia

sanctions and boycotts

Durante más de una década, se han gestado en Rusia varios ciberataques y riesgos generales para la seguridad en la red, aumentando en frecuencia y siendo cada vez más evidentemente su relación con el gobierno ruso. Ahora, con la invasión Rusia de Ucrania, la ciberguerra del Kremlin se ha materializado también en una guerra física.

Como resultado, las actividades patrocinadas por el Estado para reunir información de forma ilícita ya no se pueden considerar amenazas abstractas. En estos momentos son actividades que actúan al servicio de un ataque real y contribuyen a la destrucción generada.

En relación con el conflicto, es especialmente importante reflexionar sobre la posición de las compañías tecnológicas en relación con Rusia. Después de todo, la continuidad de las inversiones en la infraestructura tecnológica rusa genera posibilidades de que el gobierno ruso continúe con la guerra cibernética y, por extensión, favorece los esfuerzos bélicos físicos que están en curso en Ucrania.

En consecuencia, muchas empresas tecnológicas han anunciado expresamente la ruptura completa con Rusia en todas sus formas, incluyendo a los grandes protagonistas como Apple, Oracle y SAP. Wildix, en la misma línea, ha denunciado la invasión y expresamente ha retirado todas las cuentas rusas de su red de comunicaciones en la nube.

¿Cómo han reaccionado otras empresas de comunicaciones digitales a esta situación? Si bien algunas han dado una firme respuesta, muchas siguen guardando silencio al respecto.

Analizamos la respuesta de los proveedores de comunicaciones a la invasión de Ucrania

Microsoft

El desarrollador de la plataforma Teams no se ha cortado en su postura con los vínculos rusos: el 4 de marzo de 2022 la empresa anunció que iba a suspender todas las nuevas ventas y servicios en Rusia, citando expresamente la invasión de Ucrania como justificación.

Del mismo modo, ese anuncio por sí solo no indica necesariamente una ruptura total con Rusia. En el momento de escribir esto, Microsoft sigue operando en su oficina de Moscú, aunque no está claro si se desalojará o seguirá en funcionamiento. Sin embargo, el mismo día que anunció que detendría sus servicios en Rusia, la oficina de Microsoft en Moscú publicó un anuncio de trabajo para un Technical Support Engineering Manager en LinkedIn. Esto parece indicar que tiene planes de continuar funcionando en Rusia.

Vonage

Echando un vistazo al sitio web de Vonage, hay algunas secciones que parecen dirigirse a los consumidores basados en Rusia. Además, la empresa matriz de Vonage, Ericsson, tiene una importante sección dirigida a Rusia en su página web, así como una larga lista de anuncios de trabajo para sus oficinas rusas. De momento, Vonage no ha hecho ninguna declaración sobre sus planes futuros en relación con sus vínculos rusos a la vista de la invasión de Ucrania.

Lo que sí ha publicado Vonage, entre sus habituales publicaciones en redes sociales, es la repetición de un informe de tendencias del 2021 que utiliza datos de los consumidores rusos. Aunque es necesario descargar ese informe para poder comprobar expresamente los lazos con Rusia, si consideramos esto junto al contenido disponible en la web de Vonage dirigido al público ruso, todo parece indicar que continúan trabajando en esta nación.

RingCentral

Aunque tampoco hemos visto que RingCentral haya manifestado nada en relación con Rusia o con la invasión, la empresa parece haber eliminado las menciones a Rusia de su sitio web. También se ha distanciado de los viejos lazos con Rusia, siendo uno de los más notables el hecho de que su cofundador se haya convertido en un ciudadano estadounidense de pleno derecho.

Sin embargo, parecen persistir algunos indicios de estos vínculos, como por ejemplo las opiniones en Glassdoor sobre la oficina de RingCentral en Moscú que siguen apareciendo, en concreto el 1 de marzo de 2022. Además, RingCentral sigue mencionando en su sitio web que los datos personales almacenados en los EE UU o en el Espacio Económico Europeo podrán ser accesibles desde Rusia.

8×8

En términos generales, los lazos entre 8×8 y Rusia parecen ser mínimos desde el primer momento, pues la empresa no tiene servidores de datos, oficinas ni empleados en esta nación, en apariencia. Aunque 8×8 no se ha pronunciado sobre Rusia o la invasión, parece que tiene pocas conexiones que romper.

La única excepción parece ser que el pasado año 8×8 anunció que estaban ampliando los servicios telefónicos a Rusia, una oferta que no hay evidencia de que hayan retirado.

Cisco

En el caso de Cisco, la cuestión de los vínculos con Rusia ha sido muy explícita. El 3 de marzo de 2022 la empresa anunció formalmente una interrupción de todas las operaciones comerciales en Rusia, comprometiéndose a apoyar sus relaciones ucranianas y condenando la invasión rusa de la región. Una búsqueda superficial de los anuncios de trabajo de la empresa respalda esta declaración, pues no aparece ninguno en el filtro de la Federación Rusa.

Aunque Cisco tiene una oficina ubicada en Moscú y el sitio web ruso de la empresa sigue estando disponible, no se puede confirmar que estos recursos sigan en uso en el mercado ruso.

Google

Aunque en materia de Unified Communications pensamos en Google como desarrollador de Meet, sus soluciones empresariales son, como es sabido, mucho más amplias. Uno de los principales servicios de la empresa, Google Ads, fue suspendido en Rusia el 3 de marzo de 2022, en respuesta a las crecientes exigencias de censura por parte del gobierno ruso en la publicidad mostrada en el país.

Antes de eso, Google retiró las noticias de Russia Today y Sputnik, medios patrocinados por el gobierno ruso, de su Play Store. Sin embargo, parece que la plataforma Meet sigue estando disponible para su uso en Rusia.

Mitel

La empresa canadiense Mitel no se ha pronunciado sobre los posibles lazos con Rusia, a pesar de que hace negocios en la región desde 2011 e incluso tiene una oficina en Moscú. También publicitó un roadshow con una parada en Rusia en 2019.

Cabe especificar que, pese a contar con una presencia telefónica extendida en Rusia, los principales centros de datos de la empresa están ubicados únicamente en Reino Unido, Francia, Canadá y Estados Unidos. En cualquier caso, nada sugiere que Mitel haya roto sus lazos comerciales pasados con Rusia.

Wildix

Aunque Wildix ya tenía muy poca relación con Rusia, la empresa se ha esmerado en romper incluso esas pocas conexiones retirando las pocas cuentas ubicadas en Rusia de su sistema PBX en la nube, así como cualquier mención a este país en su web.

Como una buena parte de la plantilla de Wildix es ucraniana, la empresa ha hecho muchos esfuerzos para evacuar a tantos empleados como fuera posible del país durante la invasión rusa. Esto se une a un impulso más intenso para trasladar a los clientes a las centralitas en la nube, aprovechando la seguridad reforzada que proporciona esta plataforma, especialmente frente a los ciberataques desde Rusia.

Mirando al futuro

En el momento de escribir este artículo parece que Rusia no tiene ninguna intención de desescalar su invasión en Ucrania, lo que seguramente implica reforzar sus intensas operaciones de hacking. Como estos ciberataques normalmente incluyen la captura de documentos confidenciales y ransomware, resulta más esencial si cabe que los individuos y las empresas implementen prácticas de seguridad en la red.

Una de las primeras medidas que conviene adoptar es valorar si las redes y los canales que utilizamos tienen vínculos con Rusia. Históricamente, los ciberatacantes apoyados por Rusia han utilizado cualquier canal de internet al que pudieran acceder para realizar operaciones ilícitas. La triste realidad es que si utilizas un canal que siga relacionado con Rusia, el riesgo de que se vea afectado aumenta.

En el tiempo que viene, es vital para la conciencia y la seguridad evaluar quién se queda en Rusia en medio de estos ataques y quién ha decidido marcharse por completo.

Social Sharing
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.