La publicidad por correo ha vuelto por todo lo alto

Por qué el marketing por correo postal está aquí de nuevo y cómo puedes aprovecharlo

Dicen que todo lo viejo es nuevo otra vez y esto puede aplicarse también a las tendencias de marketing, ahora más que nunca. La publicidad por correo postal está volviendo con fuerza después de algunos años reducida a algo pasado de moda y, en fin, viejo. A este cambio en la estrategia de marketing no le falta justificación, aunque seguramente las razones que lo devuelven a la actualidad no son las que estás pensando.

Correo postal o correo postal

En los últimos 15 años, la publicidad por correo ha ido perdiendo su importancia como herramienta de marketing. De hecho, la mayoría del correo físico ha ido quedando atrás por el auge de las comunicaciones digitales, la publicidad y las redes sociales. El servicio postal de Estados Unidos (USPS) recoge que, desde 2006, el número de paquetes que gestionan ha bajado en un 33 %, cayendo de 213 mil millones a 142,57 unidades en 2019.

Bueno, ¿y qué te importa todo esto? Con menos competencia en los buzones de la gente, es mucho más fácil que tu mensaje llegue a buen puerto.

Correo electrónico o correo postal

En una época en la que casi todas las comunicaciones, comerciales o no, son digitales, es difícil destacar en una bandeja de entrada. Un empleado medio recibe unos 120 correos electrónicos al día. Piensa por un momento en la cantidad de correos que eliminas sin abrirlos de empresas de las que nunca has oído hablar.

Al contrario de lo que ocurre con su bandeja de entrada, al buzón físico de una persona media solo llegan un par de papeles al día. Cuando tus probabilidades de destacar están al 50/50 en lugar de estar en 1 de 120, es mucho más fácil que tus prospectos se fijen en ti.

Correo postal o anuncio digital

Además del correo electrónico, el consumidor medio ve unos 60 anuncios digitales al día. Con los bloqueadores de anuncios que incluyen por defecto los ordenadores de hoy en día, es crucial que nada impida que tus mensajes lleguen a su destino.

El anuncio digital medio tiene una vida útil de unos pocos segundos, mientras que un informe concluye que el correo físico tiene una vida útil de hasta 17 días. Además, el 54 % de los consumidores afirman que prestan atención a lo que llega a su correo físico si se trata de una marca de la que han oído hablar pero a la que nunca han comprado. Con más de la mitad de los destinatarios hablando activamente sobre tu empresa durante 17 días, ¡es una oportunidad excelente para que se fijen en ti!

Empezar

Llegados a este punto, seguro que estás pensando en cómo deberías poner en marcha tu propia campaña de mailing. Aunque la parte concreta puede ser diferente dependiendo de la empresa, hay algunos puntos fundamentales que merece la pena recordar.

Es importante saber que la publicidad por correo debe utilizarse junto a otras campañas de marketing y no sustituirlas. Suplementar el marketing digital y por correo electrónico con el correo postal realmente puede lograr que tu valor llegue a tus clientes potenciales. Siempre puedes mandar algo a lo grande como un catálogo o una revista, pero también puedes enviar simplemente una carta o una postal. La parte más importante aquí no es tanto lo que envías sino el hecho de que tu mensaje va a llegar a las manos (literalmente) de tus clientes potenciales.

Sumando el reconocimiento y el impacto de tu mensaje, empezarás a ver cómo tu esfuerzo comercial se materializa y hace crecer tu proyecto a otro nivel.

Para más consejos sobre sobre cómo comercializar tu marca e incrementar las ventas, ¡suscríbete gratis a nuestra revista! 

Social Sharing
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *