4 buenas razones para actualizar tus dispositivos VoIP

Ventajas incontestables por las que renovar tu hardware es crucial

Aunque son muchos los negocios que están invirtiendo en la nube, lo cierto es que el hardware es esencial para trabajar. Sí, las ventajas de mover la mayor parte posible de tus procesos de trabajo a la nube son enormes. Sin embargo, es inevitable recurrir a varios dispositivos físicos para hacer todo ese trabajo.

De todos modos, no es solo el hardware principal como los ordenadores y los smartphones lo que importa para que el trabajo fluya correctamente. Utilizar otros equipos dedicados para la telefonía en internet a menudo puede reforzar incluso las PBX Cloud más avanzadas. Con dispositivos adicionales como auriculares o teléfonos VoIP, los procesos de trabajo pueden agilizarse mucho y la gestión de las llamadas diarias resulta mucho más sencilla gracias a una mejor definición de procesos.

Esto resulta aplicable siempre y cuando el hardware esté razonablemente actualizado. Los equipos VoIP son útiles, sin duda. Sin embargo, en los entornos empresariales de hoy en día, usar hardware viejo puede ser más un obstáculo que una ayuda.

Del mismo modo, dar el paso y actualizar tus dispositivos de comunicación implica ventajas muy importantes en tu espacio de trabajo. Aquí te contamos cuatro de los principales beneficios que verás cuando te decidas.

1. Seguridad

La triste verdad es que ningún equipo es seguro para siempre. Con los enormes recursos y bases de conocimiento disponibles para los hackers, es una cuestión de “cuándo” y no de “si…”. No hay duda: tu equipo de hardware irá perdiendo seguridad. Y sí, es así en todos los elementos de hardware que conectas a internet.

Por tanto, es esencial utilizar siempre dispositivos que reciben actualizaciones periódicas de software por parte de los fabricantes. Sin estas mejoras constantes, el riesgo de sufrir un ciberataque aumenta exponencialmente al existir posibles vulnerabilidades no reparadas.

Usar dispositivos antiguos conlleva un alto riesgo de ataque sencillamente porque cuanto más viejo es un dispositivo, menos soporte recibe del fabricante. Si te preocupa mantener la seguridad, es fundamental conseguir dispositivos que reciban todo el soporte posible, lo que a menudo es sinónimo de contar con dispositivos nuevos o al menos recientes. (Si tu proveedor ha indicado que un dispositivo ha llegado al final de su vida, no pierdas el tiempo y consigue uno nuevo, el antiguo será un blanco fácil para los villanos).

2. Usabilidad

Las máquinas raramente funcionan como el primer día durante toda su vida útil, lo mismo ocurre con los dispositivos digitales. Con el tiempo, la mayoría del hardware VoIP tiene un rendimiento más lento, además de ser más propenso a fallar y a dejarte tirado en el peor momento.

La forma más sencilla de conseguir el máximo rendimiento en tus dispositivos VoIP es utilizar siempre la última versión. Más allá de las actualizaciones y mejoras generales hechas en la interfaz del dispositivo, pasarte a un nuevo modelo a menudo puede mejorar la calidad y la tasa de bits de tus equipos, lo que hará las conferencias más ágiles e intuitivas. Igualmente, renovar los accesorios VoIP te permite olvidar los cables por una conexión por Bluetooth para aumentar la accesibilidad a la hora de realizar llamadas.

En fin, si hace mucho que no has actualizado tu hardware, tal vez no solo te estás perdiendo las novedades, además tu forma de trabajar será cada vez más lenta.

3. Menor coste

Sí, lo que lees. Con el nuevo hardware, seguramente reducirás los gastos recurrentes de tu empresa, aunque tengas que comprar los dispositivos que vas a cambiar.

Incluso a escala individual, reparar los equipos de la empresa suele ser mucho más caro que reemplazarlos. Obviamente, los costes a los que nos referimos crecen y crecen si consideramos toda una empresa. Por mucho que parezca lo contrario, arreglar el hardware disponible en tu oficina puede suponer un gran agujero en tu presupuesto a medida que los equipos son más viejos.

Al analizar la relación coste-beneficio, sustituir el viejo hardware antes de que empiece a ser un lastre y a necesitar costosas reparaciones es la opción más barata (especialmente si se aplica al valor total de los equipos de una oficina).

4. Integraciones

Es un hecho indiscutible que las empresas utilizan varios programas para sus comunicaciones. Junto a software para llamar y realizar videollamadas, seguro que cuentan con un CRM, correo electrónico y otras herramientas para registrar conversaciones o gestionar la comunicación.

Precisamente por eso la tecnología UCC más avanzada recurre a las integraciones: al reunir estas funciones diferentes en un solo lugar, la usabilidad mejora y la productividad aumenta. Además de aglutinar múltiples recursos en una sola ventana, las integraciones normalmente permiten que los datos se compartan sin problemas entre apps, reduciendo la necesidad de introducir datos por duplicado y optimizando el uso de datos.

Sin embargo, dependiendo del hardware que tengas actualmente, estas integraciones podrían no ser viables. La compatibilidad es crucial para todas las integraciones y algunas versiones de dispositivos VoIP tal vez no funcionen correctamente con determinados programas. Si tu hardware está anticuado, esto puede ser un obstáculo muy importante para el trabajo diario en la medida en que impide que los empleados agilicen sus procesos de trabajo.

Por el contrario, utilizar tu hardware con el apoyo directo de aplicaciones integradas facilita la creación de un entorno mucho más productivo, así que vale la pena valorar si tus viejos equipos están retrasando innecesariamente la actividad de tu empresa.

Hardware que te acompaña

Todas estas ventajas impulsan y consolidan la productividad en el espacio de trabajo. Más velocidad, más integraciones e incluso más seguridad: todo suma para que los flujos de trabajo sean más efectivos y los costes se reduzcan, permitiendo que destines lo que ahorras a invertir en otras partidas.

Pero por encima de todo esto, vale la pena recordar que los dispositivos nuevos contribuyen a mejorar la productividad por la sencilla razón de que estimulan la moral de la empresa. En realidad, en cualquier empresa, la sensación de tener un equipo nuevo es muy estimulante para el equipo: brillante, suave, nuevo… mucho más atractivo que lo viejo. La adopción de un hardware mejor reparte buen rollo entre la plantilla.

Mantener todo esto al día puede sonar como un calvario, ¿quién tiene el tiempo y el dinero necesario para estar cambiando de dispositivo cada vez que sale uno nuevo al mercado? Con el sistema de compras tradicional, es un engorro enorme (y caro).

Por suerte, no es necesario conformarse con las clásicas compras. Si optas por disfrutar de tu hardware como un servicio podrás conseguir los equipos más punteros en cuanto salgan. Como el modelo de pago para esta configuración se gestiona mes a mes, con la suscripción no tienes que preocuparte por la retirada del viejo equipo ni por la recepción de los nuevos modelos.

Lee más sobre la gestión que hace Wildix del hardware “as a service” aquí.

Con independencia de cómo gestiones las renovaciones de hardware, es importante que no olvides que las novedades pueden ayudarte a mejorar los procesos comerciales. Por mucho que hayas invertido en tu viejo hardware, en dinero y en tiempo de trabajo, llega un momento en que aferrarte a él solo disminuye sus beneficios. Desde prácticamente cualquier ángulo (seguridad, coste, productividad e incluso moral de la plantilla), actualizar tu hardware VoIP es una idea que solo tiene ventajas.

Para más consejos sobre cómo mejorar la tecnología en tu oficina, ¡suscríbete para recibir gratis nuestro magazine!

Social Sharing
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.