Consejos prácticos para una transición exitosa al teletrabajo

Una experiencia positiva con el teletrabajo

Practical Tipps Home Office

Me gustaría compartir con ustedes mi experiencia positiva con el teletrabajo.

Estos son consejos que yo aplico personalmente y he visto los efectos beneficiosos para mí, mis empleados y mi familia.

Teletrabajo desde hace casi 10 años y dirijo equipos que están completamente teletrabajando desde Francia, Bélgica, España y Ucrania, con perfiles y funciones tan diferentes como las ventas, el marketing, el personal técnico y administrativo.

 

 

  • Adiós a las paradas de descompresión

Cuando teletrabajas no coges el coche, no enciendes la radio para escuchar tu música favorita ni tampoco te sumerges en tu smartphone en el transporte público. Al igual que un buceador que salde a la superficie sin respetar las paradas de descompresión, pierdes la oportunidad que te ofrece el tiempo de descompresión para pensar en otra cosa, centrarte en algo que no sea el trabajo.

Así que tienes que imponerte la desconexión, hacer que sea una disciplina diaria y no algo opcional. Tómate un momento al final del día, justo antes de salir del despacho, para navegar por Internet y ver vídeos o leer sobre tus aficiones. Esta es la base de todo, todo lo que sigue en este artículo es inútil si no sigues esta regla básica.

  • Adiós al café social

Si muchos trabajadores acaban reunidos alrededor de la máquina de café al mismo tiempo, no es porque sus necesidades de cafeína estén sincronizadas. Simplemente necesitan socializar, relacionarse.

Consigue una solución de videoconferencia, prioriza las video comunicaciones a las llamadas telefónicas. Una videoconferencia con tus compañeros ayuda a humanizar las interacciones. Y si eres un jefe, organiza tres veces al año una reunión de trabajo durante 2 o 3 días, en un lugar agradable. El teletrabajo ayuda considerablemente a ahorrar en los costes fijos, por lo que es posible reinvertir ese ahorro en buscar un lugar extraordinario para encontraros. Conseguirás mejorar la motivación de tus empleados.

  • Adiós a las barandillas de seguridad

Es fácil empezar tarde por la mañana porque nadie comprueba su reloj cuando entras en la oficina, también es fácil terminar tarde la jornada de teletrabajo con el mismo argumento. Así que tienes que establecer reglas y atenerte a ellas. Prepara un calendario de Google o de Outlook y crea un evento diario por la mañana y otro al final de la jornada laboral. Debes poder incorporar de verdad este evento en tu calendario, así que fija una duración de 30 minutos y guárdalo bien en tu retina cuando mires tu calendario. Este evento debe mostrarse mediante una notificación en tu ordenador cuando llegue el final de la jornada laboral.

  • Adiós al ejercicio por los pasillos

Aunque los viajes en una oficina no son distancias maratonianas y no te convertirán en un campeón de carreras, sigues haciendo muchos trayectos: de una oficina a otra, a la cafetería o al restaurante, hasta el transporte público o incluso llegando a tu coche. En el teletrabajo, tus pasos se limitan a la cocina, el despacho, el baño y posiblemente el salón para ver las noticias al mediodía. Asegúrate de dar un paseo de 30 minutos entre el mediodía y las dos, y no olvides dejar tu smartphone en casa.

Para más consejos , ¡suscríbete y recibe gratis nuestra revista!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...
Social Sharing
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *