WebRTC, un componente crítico de VoIP y UCC

Por qué esta tecnología web es vital para tu sistema de comunicaciones

WebRTC, a Critical Component of VoIP and UCC

La efectividad de una solución de comunicaciones unificadas y colaboración depende de los elementos que la componen. Tratándose del principal canal de información de tu organización con clientes y colaboradores, tu sistema VoIP tiene que contar con componentes de alta tecnología para funcionar correctamente y con total seguridad.

Pero ¿cómo identificas algo tan importante, especialmente si no tienes muchos conocimientos técnicos? Una de las formas más sencillas es comprobar si la solución usa WebRTC, un componente muy efectivo de la tecnología VoIP.

Para que comprendas el porqué, en esta publicación explicamos en detalle qué es el WebRTC y cómo funciona.

¿Qué es WebRTC?

Abreviatura de “Web Real-Time Communications” (Comunicaciones Web en Tiempo Real), WebRTC es una tecnología de Internet que se creó el 2011. La tecnología en sí es una colección de API Javascript: funciones y comandos creados a partir de código ya existente en navegadores web. Su propósito es recoger datos introducidos por los usuarios y después transferir esta información directamente a una segunda parte. 

En concreto, WebRTC es Open Source, por lo que cualquiera puede hacer adiciones al código, desarrollarlo o utilizarlo de forma completamente gratuita. Esto es genial para los desarrolladores, porque WebRTC es tremendamente útil a la hora de crear una gran variedad de herramientas de comunicación web.

La mayor ventaja de esto es su usabilidad. Como hemos dicho anteriormente, WebRTC permite la recogida y transferencia instantáneas de datos, proporcionando un medio muy eficiente para establecer comunicaciones en línea. Aunque es más conocido para la voz y el streaming, también sirve para intercambiar otros datos como texto y archivos varios.

Sin embargo, lo más revolucionario del WebRTC es que funciona completamente como un componente web completo. Tanto si envías como si recibes información, esta tecnología siempre se ocupará de la operación por sí misma, sin plug-ins adicionales. Esto implica que cuando una aplicación usa WebRTC, nunca necesitará que instales nada adicional para realizar las comunicaciones en tiempo real.

Otra ventaja destacable es que el WebRTC se ocupa de las transferencias de datos con conexiones peer to peer. En lugar de acudir a un servidor, la información fluye directamente de un usuario a otro. Esto mejora su facilidad de desarrollo y su usabilidad al simplificar el proceso de comunicación en su conjunto.

WebRTC para Aplicaciones del Navegador

Por tanto, no resulta sorprendente que una de las principales ventajas del WebRTC es que permite a las soluciones VoIP o incluso a las aplicaciones de videollamadas funcionar directamente en el navegador.

En otras palabras, un número muy significativo de servicios UCC y VoIP requieren que los descargues e instales para funcionar. Si solo usas las UCC para videoconferencias ocasionales, puede ser un poco engorroso abrir una aplicación adicional a diario. Por otra parte, si trabajas desde tu navegador, estar cambiando de un programa a otro hace que pierdas tiempo y te desconcentres.

Pero con WebRTC, los usuarios no tienen que complicarse con estos procesos. La naturaleza de esta tecnología permite que tus comunicaciones se realicen directamente desde el navegador, solo tienes que iniciar sesión.

Como el WebRTC funciona mediante codificación web, esta practicidad se extiende a todos los principales navegadores. Google Chrome acepta sin problemas todo el contenido WebRTC, igual que Mozilla Firefox, Safari y Microsoft Edge. Lo mismo ocurre con los navegadores para móviles, por lo que no necesitas una aplicación móvil independiente para usar estas herramientas en cualquier lugar.

WebRTC y la Seguridad

Considerando la frecuencia con la que los ciberataques se dirigen a los sistemas UCC, es especialmente importante que el WebRTC incluya tantas medidas de seguridad incorporadas.

En concreto, WebRTC establece sus comunicaciones mediante conexiones peer to peer directas. Esto implica que, en lugar de enviarlas a un servidor de terceros, llegan directamente al otro usuario. En consecuencia, solo acceden a tus comunicaciones dos entidades, ni una más: tú mismo y la persona con la que te comunicas. Durante todo el proceso, en ningún momento tus datos son accesibles a un hardware adicional o a otros técnicos.

Esto es de vital importancia para la seguridad porque minimiza los pasos en los que tus datos pueden ser interceptados de forma ilícita. Si tus comunicaciones se dirigen a un servidor externo, los hackers pueden ser capaces de interceptar tus datos allí. Si los técnicos tienen acceso a tu conexión o los datos están descargados, también es posible que los piratas los consigan. Eliminando estas vulnerabilidades, WebRTC limita la forma en que los hackers pueden acceder a tus datos y mantiene la seguridad de tus comunicaciones.

Sin embargo, incluso sin servidores, teóricamente los datos podrían ser pirateados durante su transferencia peer to peer entre aplicaciones. Por suerte, WebRTC incluye medidas integradas para evitarlo.

WebRTC también cuenta con cifrado de datos, protocolos que codifican tu información para evitar un acceso no deseado. Dos elementos—Datagram Transport Layer Security (DTLS)​ y Secure Real-Time Protocol (SRTP)— trabajan en equipo en este proceso. 

En consecuencia, tus datos están cifrados con códigos que son:

  • Muy complejos
  • Únicos para las comunicaciones de cada sesión
  • Verificados al principio de la sesión como únicos y complejos
  • Nunca descifrados antes de llegar a la aplicación del usuario

Todos estos factores garantizan que las oportunidades para que los piratas accedan a tus datos sean ínfimas. Incluso si los interceptan, no tienen ninguna posibilidad de descodificarlos y, en consecuencia, de usarlos.

WebRTC también proporciona protección incorporada frente a los intrusos al estar íntegramente alojado en tu navegador. Como el WebRTC no requiere que instales nada para funcionar, no existe en ninguno de los archivos de tu ordenador. Así, aunque los hackers accedan a tu equipo a distancia, no podrán acceder a tu sistema de comunicaciones desde él.

Por último, como el WebRTC funciona directamente desde el navegador, se actualiza automáticamente cada vez que se actualiza el navegador. Así, solo tienes que refrescar el navegador para conseguir la última versión de esta herramienta, agilizando la experiencia en general y evitando inoportunas esperas.

WebRTC y Wildix

Por todos estos motivos, Wildix está directamente basado en WebRTC. Por todos estos motivos, Wildix es tremendamente seguro y fácil de usar.

Gracias al WebRTC, Wildix pone a tu disposición un paquete completo de herramientas de comunicación accesibles en tu navegador. Tendrás acceso al chat, las videoconferencias e incluso a webinars completos sin descargar nada.

En cuanto a la seguridad, Wildix refuerza su protección al estar basado en la tecnología WebRTC. Con conexiones directas peer to peer y un cifrado nativo para todos tus datos, Wildix logra la máxima seguridad para tu información sin sacrificar la usabilidad.

Gracias a su gran potencial para las empresas y su alta efectividad, Wildix exprime al máximo el WebRTC para ofrecer una solución UCC realmente efectiva. A medida que los sistemas de comunicaciones modernos crecen, Wildix sigue liderando el mercado utilizando y expandiendo esta estupenda tecnología de código abierto.

Para más detalles sobre la tecnología UCC, ¡suscríbete y recibe gratis nuestra revista!

Social Sharing
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *