API de telefonía en las comunicaciones: herramientas para sistemas UCaaS personalizados

Phone APIs in Communications: Tools for Custom UCaaS Systems

Entre los muchísimos cambios que impregnan la industria telefónica, destaca como uno de los más relevantes el que afecta al papel del instalador. Con las UC&C y el cambio a las fronteras digitales, un proveedor de servicios ya no puede conformarse con ser alguien que conecta un producto y ya está. Al contrario, ahora que la telefonía se ha sumado al más vasto campo de las TI, un instalador de telefonía se parece más a un desarrollador de tecnología.

En parte, esto es debido a la naturaleza de estos cambios, que ahora involucran de forma casi omnipresente elementos digitales como la codificación o el software. Igualmente, el cambio surge de la necesidad de diferenciarse. Con las PBX digitales, la solución más común, las prestaciones básicas son bastante parecidas, así que normalmente son los desarrolladores quienes pueden añadir auténticos puntos de valor diferenciadores.

Sin embargo, como cualquier profesional de las tecnologías de la información puede corroborar, desarrollar código especializado para cada instalación está muy lejos de ser realista. Crear una rutina completamente nueva y personalizada no solo requiere un nivel de conocimientos de desarrollador, además implica invertir mucho tiempo, un factor decisivo para muchos clientes.

La solución es encontrar un término medio en el desarrollo: las API (Application Programming Interfaces o interfaz de programación de aplicaciones). Las API permiten a los integradores de sistemas añadir prestaciones con eficiencia a sus PBX mediante simples integraciones. Dominando este recurso, los MSP pueden destacar rápidamente en el mercado y construir una mejor reputación para los servicios que prestan, en lugar de caracterizarse solo por sus soluciones.

¿Qué es una API?

Una API, en pocas palabras, es un mecanismo de software que permite comunicar determinados datos entre programas. Para los que no están muy puestos en tecnología, es más fácil pensar en esto como un contrato: un programa solicita información con unos parámetros determinados a otro, que debe responder esa solicitud.

En términos más prácticos, las API de telefonía son una forma más accesible de integrar tus PBX con sistemas que no suelen ser compatibles con tu proveedor. Como las API son una forma más sencilla de incluir múltiples programas para intercambiar datos, una PBX se puede programar mediante su API para que se sincronice con las de otro sistema. En consecuencia, ese software externo funcionará de verdad dentro de la PBX.

Cabe mencionar que las API de telefonía normalmente también cuentan con funciones predeterminadas como parte de sus opciones de programación, por lo que se requiere muy poca formación para configurar rutinas personalizadas. De nuevo, esto hace que usarlas sea bastante sencillo en comparación con las tareas habituales de un desarrollador.

Ejemplos de API telefónicas para soluciones

Al configurar cualquier cosa, desde las videollamadas a los teléfonos de escritorio, las API de productos normalmente facilitan la efectividad de las instalaciones de PBX gracias a su amplio potencial de integración.

Por ejemplo, digamos que un cliente realiza la mayor parte de su contabilidad y la planificación de la producción del trabajo con un ERP. Incluso si su PBX no es compatible de forma innata con una integración con este ERP, usando una API el instalador puede programar rápidamente su sistema para comunicarse con el software ERP. Cuando la personalización de la API de telefonía se completa, el cliente puede automáticamente enviar datos a su ERP mediante la PBX así como ver la información más importante de esa ERP en la principal interfaz de comunicaciones digitales.

Sin embargo, esto es solo uno de los muchos ejemplos prácticos de su uso. En realidad, casi cualquier herramienta empresarial puede formar parte de una PBX en la medida en que sea posible configurar la API del sistema de comunicación y el software externo.

En primer lugar, esto implica que con la elección de una PBX adecuada y habilidad suficiente, puedes convertir una configuración VoIP en el verdadero núcleo de las operaciones comerciales de una empresa, permitiendo que todas las herramientas más utilizadas sean accesibles desde una interfaz única.

Al mismo tiempo, esto implica que añadir opciones a tus instalaciones ya no es cuestión de crearlas tú mismo. En su lugar, siempre que puedas encontrar una aplicación externa interesante para esa opción, puedes limitarte a integrar la API. En ambos casos, desde la perspectiva del cliente, es como si añadieras la opción directamente a la instalación.

API de telefonía abiertas vs. API de telefonía cerradas de productos

Ahora bien, es necesario ser cautos y tener en cuenta que esa personalización no es posible en todos los sistemas. En VoIP, las API no son una parte que se pueda cambiar de forma innata en todas las PBX; de hecho, con muchos proveedores, ni siquiera son accesibles.

Recuerda que las API en productos son básicamente una herramienta para un desarrollo extra implementado por los desarrolladores originales del sistema. No son una parte inherente del código del software: las API son una opción adicional que puede estar disponible para terceros distribuidores o no. En consecuencia, es completamente posible sencillamente que este componente no esté en el sistema.

Esto es lo que se conoce como “API cerradas” que, por su propia naturaleza, vetan la posibilidad de personalizar las prestaciones y las integraciones. Desafortunadamente, en estos casos hay muy poco margen para que el MSP realice un cambio en las características de la PBX. Sin duda esto impedirá que use sus habilidades de desarrollo para personalizar las instalaciones.

Antes incluso de ponerte a pensar en cómo usar las API en comunicaciones, por tanto, debes seleccionar una PBX con API abiertas (idealmente, una con una cultura y diseño de marca que apoye la personalización).

Implementar las API de telefonía para la comunicación

Obviamente, implementar una API de telefonía sigue siendo algo demasiado complejo para detallarlo en una sola publicación. Pero, en general, el proceso se puede resumir en seis pasos fundamentales:

  1. Conceptualizar el proyecto acabado: Empieza pensando en el final. ¿Qué tipo de prestaciones te gustaría que esta integración añadiera a tu PBX? Antes de empezar tu trabajo, contempla todos los detalles posibles en tu planificación.
  2. Investiga las aplicaciones involucradas: Incluso al usar API necesitas una base de conocimientos sobre tus aplicaciones. Asumiendo que ya estás familiarizado con las API en el sistema de comunicaciones, estudia también las de tu software externo.
  3. Construye la integración: Aquí es donde empieza el trabajo duro. Codifica la integración en los productos relacionados con las API, registrando lo que haces para futuras referencias.
  4. Testea la integración: Antes de mostrar la integración, debes verificar que es completamente estable. Pruébala en todos los escenarios que se te ocurran para confirmar que resultará práctica para tu cliente.
  5. Documenta el proceso: Una vez tienes claro que la integración es estable, esto te ayudará en el futuro a conocer el procedimiento más adecuado para el desarrollo. Registra los pasos que realizas en la integración y asegúrate de incluir las líneas de código empleadas para facilitarte el trabajo en otras ocasiones.
  6. Implementa la API: Aquí por fin puedes mostrar la configuración completa al cliente. Por supuesto, no olvides atribuirte el mérito de este desarrollo (el usuario final podría no saber que esta nueva característica se debe directamente a tu trabajo).

En general, estos pasos en el proceso contribuirán a garantizar y demostrar que eres un crack usando las API correctamente.

La importancia de las API para un MSP

Una vez más, lo que estas posibilidades aportan a la oferta de ventas de un MSP es una mayor capacidad de personalización y, en consecuencia, un mayor potencial comercial. Sin duda, hay diferencias entre cada PBX, pero en muchos casos estas diferencias por sí solas no representan nada para el consumidor final en términos de verdadero valor comercial. Para conciliar de la mejor manera sus intereses, vale la pena ofrecer una integración exclusiva que tenga exactamente las herramientas que ya utilizan.

Las posibilidades de ventas mediante este proceso también muestran la importancia de seleccionar una PBX realmente dedicada a tus ventas mediante el canal. Como muchos proveedores intencionadamente bloquean el acceso a sus API de telefonía, puedes quedarte fuera de estas oportunidades desde el principio. Para evitar esto, lo mejor es que busques a un proveedor que incluya API personalizables en el mismo diseño del sistema.

Esta razón explica en gran parte por qué el sistema Wildix ayuda a que los MSP conquisten el éxito. Con Wildix, las API del sistema están abiertas y listas para su personalización y se fomenta que los instaladores aprendan a usarlas para implementar un sistema que demuestre toda su habilidad técnica. Esta es solo una de las muchas formas con las que Wildix está comprometido con el crecimiento del canal.

No importa el qué, vender con tus propios recursos es esencial para destacar en el mercado actual y tiene la misma importancia que mantener el vínculo con los clientes que ya tienes. Ahora que los servicios e incluso las habilidades como desarrollador son más importantes que nunca, sin duda es rentable contar con un acceso directo a más prestaciones e integraciones de nicho. Sin API abiertas, te perderás todas estas ventajas y el flujo de negocios que puedes conseguir con ellas.

Para más consejos sobre tecnología y ventas, ¡suscríbete para recibir nuestro magazine gratis!

Social Sharing
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.