Haz que tu oficina en casa sea permanente

Making Your Home Office Permanent

Los estudios han demostrado que, ahora más que nunca, trabajar desde casa se ha convertido en una opción viable para empresas de todo el mundo. A medida que más y más empresas comienzan a regresar a su oficina física, muchos empleados tienen la opción de trabajar desde casa unos días a la semana. Cuando estalló la crisis de salud mundial por primera vez, el teletrabajo tomó por sorpresa a muchas empresas y los empleados tuvieron que conformarse con lo que tenían en términos de oficina en casa. En esta publicación del blog te ayudaremos a guiarte a través de algunos pasos que debes seguir para que tu oficina en casa termine siendo una propia oficina.

Establece un plan con tu empleador

En primer lugar, debes establecer un plan con tu empleador para que todos estén en sintonía. Las cosas importantes que hay que definir son detalles como por ejemplo cuántos días a la semana puedes trabajar desde casa, si son los mismos días cada semana o si el plan es más flexible, y cuál es el procedimiento si estás trabajando desde casa pero necesitan que vayas a la oficina. Establecer estos estándares de antemano ayudará a evitar conflictos y confusiones en el futuro. Te sugerimos que te asegures de que tus días de teletrabajo estén incluidos en tu calendario compartido para que puedas evitar llamadas tales como, “¿No se suponía que debías estar en la oficina hoy?”

Otra cosa que debes preguntar a tu empleados es si ofrecerá algún tipo de estipendio por el uso de los materiales de tu oficina en casa, o si te ayudarán a pagar los muebles nuevos que necesites comprar. En este caso, a menudo se pasa por alto aspectos como el uso del Internet. Asegúrate de que estos detalles se resuelvan de antemano y ahorrarte así grandes dolores de cabeza en el futuro.

Encuentra tu propio espacio de oficina en casa

Cuando comenzaron los cierres, fue fácil arreglárselas con el espacio en casa. Trabajar desde la mesa de la cocina o desde un dormitorio no era lo ideal, pero el trabajo salió adelante. Si tienes espacio en casa para convertir una habitación completa en una oficina, ¡es genial! Si no es así, es hora de ser creativo. Si no puedes usar una habitación completa, puedes considerar la disposición de tus muebles para crear un espacio de trabajo que no ocupe mucho espacio. Maximizar el espacio no solo trata de añadir más muebles, sino de usar el mismo de manera más eficiente.

Otras grandes ideas para oficinas que hemos visto incluyen grandes armarios convertidos de almacenamiento en oficinas, sótanos monótonos transformados en espacios más eficientes y tocadores de maquillaje que hacen una fácil transición del trabajo al juego. Después de todo es tu casa y puedes tener el espacio de oficina que más te convenga.

Consejo profesional: trata de asegurarte de que tu oficina en casa tenga algún tipo de luz natural. Según Elemental Green, un espacio con iluminación natural te ayudará a ser más productivo que un entorno de trabajo con iluminación artificial.

Reúne tu equipo de oficina

Ahora que te has decidido por un espacio de oficina y sabes con qué frecuencia vas a trabajar ahí, puedes elegir la configuración que mejor se adapte a tus necesidades. Si trabajas desde casa uno o dos días a la semana como máximo, no necesitas comprar un escritorio grande, pesado y caro. Algo más pequeño o un poco más ligero funcionará sin tener que gastar mucho dinero en un conjunto de oficina completo. Una vez que tengas tu escritorio, asegúrate de comprar una silla cómoda. Si bien es tentador, no es aconsejable trabajar desde un sillón reclinable todo el día, y las sillas duras de cocina no le hacen ningún favor a nadie. Nuevamente, el objetivo es hacer que te sientas como en una oficina real, incluso si tu silla es un poco más original de lo normal.

Cuando se trata de suministros de oficina, la cantidad de días a la semana que trabajarás desde casa debe indicar la cantidad de configuración que necesitarás. Si solo necesitas algunos bolígrafos, notas adhesivas y un cuaderno, tu configuración será bastante fácil. Pero si necesitas algún equipo extra como una impresora, un escáner o materiales de envío, habla con tu empleador para encontrar la mejor solución. Todos estos equipos ocupan un espacio valioso en la oficina de tu casa, así que tenlo en cuenta al elegir tu espacio.

Hazlo tuyo

Al igual que tu escritorio en el trabajo, pasarás mucho tiempo en esta parte de tu casa, ¡así que hazlo tan divertido como desees! Agregar fotos de tu familia o mascotas te traerá una sonrisa de vez en cuando (aunque estén en la habitación contigua). Poner plantas y vegetación en tu espacio de trabajo te ayudará a vestir la habitación y, como probablemente tengas una ventana, será más fácil mantenerlas vivas. Las alfombras y mantas también pueden ayudar a agregar una dimensión adicional a tu espacio mientras hacen que tu entorno de trabajo sea más acogedor.

Si trabajas con un espacio relativamente pequeño y no tienes mucho espacio en el escritorio o de almacenamiento, intenta colgar cestas o cubos pequeños en las paredes para guardar papeles, bolígrafos, cuadernos de notas, etc. ¡Ese espacio vertical no es solo para calendarios y pizarras!

Para más consejos , ¡suscríbete y recibe gratis nuestra revista!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...
Social Sharing
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *