La “Técnica Tomate” y otros consejos para mejorar tu negocio y bienestar

Y, por supuesto, para aumentar tu productividad.

A todos nos gusta ser eficientes y productivos con nuestro trabajo, pero de vez en cuando todos llegamos al punto en que no importa cuánto intentes concentrarse, tu mente simplemente se desvía y sigue su propio curso. Afortunadamente, hay varios trucos sobre cómo ayudarte a seguir trabajando al máximo nivel de productividad, para evitar la procrastinación o agotarse demasiado al final del día.

Trabajar en intervalos

Los descansos regulares realmente pueden aumentar tu productividad y evitar que te agotas. Varios estudios han demostrado que las personas generalmente trabajan en intervalos de 90 minutos (desde el enfoque completo hasta la fatiga), lo que significa que debes tomar un pequeño descanso cada 1,5 h.

La popular técnica Tomate sugiere dividir tu tiempo (tareas) en intervalos de 25 minutos y tomar descansos de 5 minutos para aumentar tu productividad.

Todos somos diferentes y, debido a eso, debe averiguar cuál es “tu propio intervalo” desde el enfoque completo hasta la fatiga, y establecer un temporizador para recordar tomar descansos, para que puedas trabajar con plena eficiencia durante el día.

Salir de la multitarea

A todos nos gusta pensar en nosotros mismos como maestros de la multitarea y valorarlo como una habilidad importante. Desafortunadamente, los científicos han demostrado que intentar hacer varias tareas al mismo tiempo podría terminar perdiendo productividad o incluso no ser capaz de completar todas sus tareas. En lugar de realizar múltiples tareas, es mejor concentrarse en una tarea a la vez, en lugar de saltar entre tareas.

Haz ejercicio

Si te gusta hacer ejercicio y tienes la oportunidad, tómate un descanso para ejercitarte. Esta es una excelente manera de despejar la cabeza, mejorar el estado de ánimo y mantenerse concentrado.

Divide tus grandes tareas en pequeñas tareas

Si estás trabajando continuamente en tareas largas, puede parecer que nunca haces nada. Romper la tarea en pequeños hitos puede ayudarte a sentir que está logrando más y, al mismo tiempo, aumentar tu estado de ánimo y eficiencia en el trabajo.

Haz una lista de tareas

Tener una lista de tareas diarias o semanales puede ayudarte a mantenerte concentrado y a cumplir con tus obligaciones. Además, tener una buena lista de verificación en tu lista de tareas al final del día te hará sentir más realizado con tu trabajo.

Seamos justos, no todos nuestros días de trabajo son iguales, pero la implementación de algunos de estos trucos de productividad en tus rutinas diarias realmente puede impulsar tu trabajo. Encuentre lo que funciona mejor para ti y vea cómo puedes ser más enérgico, productivo y hacer más en menos tiempo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Cargando...
Social Sharing
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *