Vender con Linkedin

Vender con Linkedin en la era digital

Vender con Linkedin

Acabemos enseguida con un mito: con LinkedIn no se vende.
O mejor aún: no es suficiente LinkedIn para vender.

Últimamente en Europa se habla mucho del Social Selling, sobre todo en referencia a LinkedIn, pero también a Twitter.

Los términos Social y Selling no han gustado demasiado a mucha gente, sobre todo a aquellos comerciales de toda la vida, muy capacitados en sus trabajos y no siempre abiertos a los cambios, a quienes he oído decir en varias ocasiones: “no tengo tiempo que perder con las redes sociales“.

Existe también otra categoría, los comerciales más abiertos a las novedades, los más propensos por lo digital, quizá por cultura o por cuestiones personales, que quieren descubrir estos nuevos mundos, técnicas y estrategias para vender más.

Pero con LinkedIn no se vende. O mejor aún: LinkedIn no es suficiente para vender.

Esta es la cuestión: LinkedIn es un instrumento muy potente que nos permite a todos contactar y crear relaciones con muchísimos profesionales de todo el mundo. Pero olvidémonos de contactar con clientes potenciales “en frío” para ofrecer nuestros servicios o productos: el efecto que tendremos será el contrario, lo más probable es que la persona no acepte nuestra invitación y se olvide de nosotros. Hace falta cambiar esta manera de ver las cosas: vivimos en un mundo digital, y aunque no existan reglas científicas, hay algunos aspectos a tener en cuenta.

Es bueno no confiar en aquellas personas que comparten “trucos” para hacer Social Selling.

La realidad es que no existen reglas fijas y seguras a seguir, hace falta aprender un método nuevo.

Lo digo utilizando a mí misma como ejemplo.

Yo siempre he encontrado oportunidades de trabajo y clientes potenciales gracias a LinkedIn desde hace unos 5 años. Especialmente al principio, ha sido un trabajo duro y largo, de relaciones y de conseguir la confianza de la gente, de marcas personales, de formación, de elaboración, de descubrimientos, de curiosidad. Además, todo se debe a que no soy una vendedora, por lo que para mí todo el camino ha sido muy cuesta arriba.

Para alguien que se dedica a las ventas sería todo lo contrario. Se trata de una persona muy capaz en la preventa y en la venta, con muchos años de experiencia en el bolsillo y una profesionalidad envidiable.

¿Y ahora? Ahora se trata de traducir todas estas capacidades al mundo digital. No va a resultar fácil, pero tampoco imposible: he seguido y trabajado con muchos comerciales y asesores, tanto italianos como internacionales, y la satisfacción por ambas partes ha sido muy alta.

Se trata de tener ganas de aprender, de entrar en juego, de cambiar de mentalidad y de no olvidarse que LinkedIn no llegará a sustituir los negocios que hayas conseguido hasta ahora, sino que podrá llegar a ser un canal más, otro medio más (y muy potente) para poder encontrar, contactar y conocer clientes potenciales y colaboradores, escogiéndolos de entre los más de 630 millones de usuarios en todo el mundo.

Por lo tanto, con LinkedIn no se vende. O mejor aún: LinkedIn no es suficiente para vender.

En otras palabras: podríamos ser los usuarios más expertos de LinkedIn y tener acceso a todas las plataformas de pago de todo el mundo. Pero si no cambiamos de mentalidad y no entramos en juego, LinkedIn no non servirá de nada y difícilmente nos traerá resultados.

Si quieres recibir más información sobre consejos de Ventas y Marketing para tu negocio, subscríbete a nuestra Wildix Magazine.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Social Sharing
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.