FXO vs FXS: Diferencias en las configuraciones telefónicas

FXO vs. FXS: Differences for Telephony Setups

La telefonía analógica en su conjunto puede estar de capa caída, pero en numerosas organizaciones sigue siendo una parte importante de sus comunicaciones. Para muchas personas, es tan importante que incluso al cambiar a la red VoIP no se plantean abandonar por completo las líneas o dispositivos analógicos. Sobre todo en estos casos es absolutamente vital conocer los puertos FXO y FXS y, en particular, las diferencias entre ellos.

Comprender las diferencias entre FXO y FXS no solo es importante para crear conexiones con teléfonos analógicos. Quizás es incluso más importante porque estas tecnologías son fundamentales para pasarse a una solución que aproveche la tecnología IP, como el VoIP. Con un buen conocimiento de FXO y FXS, es incluso posible pasar por completo a una conexión telefónica basada en internet y seguir usando los dispositivos analógicos existentes.

Sigue leyendo para descubrir exactamente qué son estas tecnologías, cómo funcionan y el papel de los puertos FXO y FXS en la configuración de una solución VoIP.

FXO vs FXS: Lo que hay que saber

Aunque hay más similitudes que diferencias, siguen habiendo suficientes distinciones para que valga le pena detenerse a definir FXS y FXO.

Veamos, ¿de qué van estas tecnologías?

FXS: Abreviatura de “Foreign Exchange Subscriber”. FXS es una tecnología que conecta los dispositivos telefónicos analógicos con una red de telefonía analógica mayor, también llamada POTS (“Plain Old Telephone System”). El ejemplos más común de FXS es un conector (jack) instalado en la pared por la empresa telefónica, pero FXS también puede hacer referencia a los conectores telefónicos en una centralita instalada físicamente. A nivel funcional, FXS consigue el tono de llamada, el voltaje y la energía eléctrica que los dispositivos de telefonía analógica como teléfonos y faxes necesitan para funcionar.

FXO: Abreviatura de “Foreign Exchange Office”. FXO conecta los dispositivos de telefonía analógica dentro de una red local (por ejemplo, los teléfonos y faxes que comparten el mismo circuito general). En concreto, FXO es la tecnología en los enchufes de teléfonos y faxes y, gracias a ella, los elementos de hardware de telefonía analógica se llaman también “dispositivos FXO”. En la práctica, FXO recibe servicio telefónico y genera un cierre de loop indicando si el dispositivo está colgado o descolgado.

FXS y FXO en VoIP

Estas definiciones pueden hacer que las diferencias “FXO vs FXS” se difuminen y parezca más que ambos conceptos sean dos partes de un mismo todo. Y en cierto modo así es: FXO y FXS no pueden operar de forma independiente; un sistema telefónico que funcione siempre debe incluir ambos elementos. Si falla uno de ellos, la red no funcionará.

En todo caso, otra salvedad que cabe recordar es que FXO y FXS solo son aplicables a los sistemas analógicos. Las soluciones de telefonía basadas en internet como el VoIP no los necesitan porque en realidad su única función es conectar los dispositivos analógicos a las redes telefónicas analógicas. El VoIP, por su parte, conecta los dispositivos digitales a Internet, sorteando por completo esta necesidad.

Entonces, ¿por qué es importante hablar de FXO vs FXS para el VoIP? En pocas palabras, importa si (y solo si) quieres usar una configuración VoIP junto a componentes analógicos.

Si te gustaría usar una red de telefonía tradicional y/o dispositivos analógicos con el VoIP, necesitas seguir indagando en los conceptos FXS y FXO.

FXS vs FXO para puertos

Ya hemos hablado sobre cómo el VoIP puede ser beneficioso para cualquier organización. Sin embargo, para muchas organizaciones que quieren sus ventajas, las inversiones existentes en la telefonía analógica pueden parecer un obstáculo para lanzarse a ejecutar ese cambio.

Por suerte, comprender las diferencias esenciales entre FXO y FXS cuando se trata de realizar la portabilidad de sistemas puede solucionar fácilmente este problema.

Usando puertos FXO y FXS es posible conectar una PBX VoIP a una línea telefónica analógica y a una red. La configuración no es especialmente complicada. De hecho, solo son necesarios unos pocos pasos más en comparación con una instalación exclusiva de VoIP.

Así es como funciona:

  1. Tu puerto FXS (conecta tu oficina a la principal red telefónica) está conectado con una pasarela FXO que ayuda a los canales de telefonía directa en la red de tu oficina.
  2. La pasarela FXO está conectada a un switch, un dispositivo que traduce las señales digitales y analógicas para que se entiendan entre ellas.
  3. El switch está conectado a tu PBX VoIP, que puede estar en las instalaciones o en la nube y proporciona las principales funciones de tu sistema telefónico local.
FXO-vs-FXS-Differences-for-Telephony-Setups-3

De hecho, todo lo que necesitas para negociar la telefonía IP en una red analógica es una pasarela FXO para conectar en tu conector (jack) FXS, un switch y, por último, la PBX VoIP.

Pero imagina que deseas conectar dispositivos analógicos a esta red además de (o en lugar de) los digitales. No es una misión imposible y requiere muy poco esfuerzo extra.

La red para esa solución funcionaría así:

  1. Jack de pared FXS
  2. PBX analógica con interfaces FXO
  3. Pasarela (gateway) FXO
  4. Switch
  5. PBX VoIP
FXO-vs-FXS-Differences-for-Telephony-Setups-2

Con esta configuración, puedes conectar cualquier teléfono analógico, faxes u otros dispositivos de telefonía directamente en la PBX analógica en el paso 2 y utilizarlos en tu conexión VoIP.

Por supuesto, esto solo funciona si sigues teniendo una centralita analógica instalada. Si este es tu caso, la configuración mostrada arriba es una forma excelente de aprovecharla y mantenerla en uso.

¿No tienes una centralita analógica pero quieres usar dispositivos analógicos? No hace falta rebuscar en el mercado de segunda mano para encontrar una, también puedes conectar estos equipos a tu red VoIP con esta configuración:

  1. Dispositivo FXO
  2. Pasarela FXS
  3. Switch
  4. PBX
FXO-vs-FXS-Differences-for-Telephony-Setups-1

Siempre que tus dispositivos FXO analógicos estén conectados a ese switch conectado a la pasarela, funcionarán con normalidad. La diferencia es que trabajarán en tu red IP en lugar de con una conexión POTS independiente y más difícil de gestionar.

Conclusiones

Para cualquiera que siga utilizando teléfonos analógicos, faxes o conexiones, observar esta diferencia entre FXO y FXS es muy importante. Una interfaz FXS (normalmente solo un conector en la pared) conecta una configuración telefónica local a una red de telefonía analógica externa, y desde esa conexión consigue el tono de llamada de la red y la principal fuente de energía eléctrica para los dispositivos. Las interfaces FXO (los enchufes y salidas en teléfonos analógicos, faxes y otro hardware similar) se utilizan para conectarse a un puerto FXS de modo que los dispositivos correspondientes puedan alcanzar la red telefónica externa.

Sin embargo, incluso con estas diferencias, FXO y FXS no sirven de nada si se usan por separado. Para una configuración de telefonía analógica, tanto FXO como FXS deben utilizarse conjuntamente para que la red no quede incompleta.

Aunque FXO y FXS no sirven para mucho en los sistemas VoIP puros, pueden utilizarse para conectar PBX VoIP u otros dispositivos a una red analógica. De forma similar, también conectan teléfonos analógicos y faxes a una red VoIP si la organización quiere seguir utilizando esos dispositivos con una conexión telefónica IP.

Por muy complicada que pueda parecer esta configuración, no es necesario invertir mucho más tiempo ni esfuerzo para realizar una instalación correcta con el hardware adecuado. Por suerte, Wildix cuenta precisamente con esta gama de hardware disponible desde el principio hasta el final.

Esta línea incluye una media gateway FXO y tres modelos de media gateways FXS, así como switches con hasta 24 puertos. Esto se añade a las PBX de Wildix, disponibles para su instalación física en la sede, en la nube o en una configuración híbrida.

Así que en la medida en que sigas usando telefonía analógica de un modo u otro, FXO y FXS seguirán siendo esenciales. Con el conocimiento adecuado sobre el funcionamiento de estas tecnologías, es posible continuar usando líneas y dispositivos analógicos e incluso combinar esta inversión con los enormes beneficios de una conexión telefónica VoIP.

Para más consejos sobre telefonía y tecnología de voz, ¡suscríbete gratis para recibir nuestro magazine!

Social Sharing
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.